Enfermedad Renal

En las últimas semanas la Fundación Voces del Pie Diabético, en su función de ofrecer orientación, guía y direccionamiento a través de su red apoyo y aliados.

¿Qué es la enfermedad renal?

CÓMO EVITAR LAS AMPUTACIONES ASOCIADAS A LA DIABETES, LA ENFERMEDAD RENAL Y COMORBILIDADES.

En las últimas semanas la Fundación Voces del Pie Diabético, en su función de ofrecer orientación, guía y direccionamiento a través de su red apoyo y aliados, para la prevención de amputaciones en pacientes con Diabetes Mellitus, ha sido informada de varios casos de pacientes diabéticos, renales y dializados, que se enfrentan a una segunda amputación de miembros inferiores o superiores. Al respecto, nos permitimos alertar a la comunidad de pacientes y profesionales de la salud sobre los cuidados preventivos que requieren las personas con Diabetes para evitar el desarrollo de complicaciones pluripatológicas que conduzcan a la amputación.

Contexto:

La Enfermedad Renal se encuentra asociada a la Diabetes, a la Hipertensión y factores genéticos, siendo la Diabetes la causa más común en la aparición del 45% de los nuevos casos. La afectación de la función renal, detonante de la nefropatía diabética, se presenta en un 30-35% de las personas con diabetes de tipo 1 y un 15-20% de las personas con diabetes de tipo 2, por lo general, siendo evidente a los 10 o 15 años de haberse diagnosticado la diabetes.

El estrés oxidativo, la inflamación y glucosilación no enzimática de proteínas que producen los altos niveles de glucosa en la sangre, sumado a la presión arterial alta, dañan progresivamente los vasos sanguíneos del cuerpo, afectando también a los glomérulos, una red de vasos sanguíneos más pequeños situados en las nefronas, encargados de la función de filtrado de la sangre en los riñones. Cuando los riñones pierden suficiente capacidad para eliminar el exceso de líquido, desechos y toxinas de la sangre en forma de orina, se requiere la terapia con diálisis o acudir al trasplante renal.

Tipos de enfermedad renal
La Dislipidemia o los altos niveles de lípidos en la sangre, se trata de otro transtorno que afecta los vasos sanguíneos y la circulación, al depositarse el colesterol y grasa en forma de placa en las vías arteriales (aterosclerosis) y venosas (venosclerosis); la placa ocasiona que disminuya el paso de la sangre y se formen coágulos. Los largos tiempos de reposo en cama y el uso prolongado de catéteres intravenosos, también contribuyen a la formación de coágulos y a la obstrucción de los vasos sanguíneos en pacientes en hemodiálisis. Se conoce como Enfermedad Vascular Periférica al estrechamiento y obstrucción de los vasos sanguíneos periféricos por altas concentraciones de lípidos, específicamente aquellos que se encuentran más alejados del corazón (miembros superiores e inferiores), lo cual representa una de las causas de amputación en manos y pies.

En la medida que confluyen o coexisten altos niveles de glucosa en la sangre, presión elevada y altos niveles de colesterol, más la necesidad de diálisis, se multiplica la posibilidad de ocurrencia de amputaciones.

Prevención de complicaciones y metas de control en las personas con diabetes:

El control metabólico es clave y fundamental. Ello implica controlar el sobrepeso, la obesidad y factores de riesgo a partir de la dieta, el ejercicio y la adopción hábitos de vida saludables.
El perímetro de la cintura en hombres debe ser menor de 102 cm y en mujeres menor de 88 cm, medido a la altura del ombligo.
Las glucemias antes de comidas (AC) deben estar entre 80-130 mg/dl y postprandiales menores a 180 mg/dl en personas con Diabetes.
Las personas con Diabetes deben manejar valores de hemoglobina glicosilada (HbA1c) menores a 7.
La presión arterial debe ser menor de 130/80 (sistólica/diastólica) en personas con Diabetes; si la persona es hipertensa menor de 140/90, y si tiene Enfermedad Renal menor de 135/85.
Las personas con Diabetes deben tener un colesterol LDL menor de 100 mg/dl, HDL mayor de 40 mg/dl en hombres y mayor de 50 mg/dl en mujeres, y triglicéridos menores de 130 mg/dl. En personas con riesgo cardiovascular el colesterol LDL debe ser menor de 70 mg/dl y los triglicéridos menores de 100 mg /dl.
El examen de microalbuminuria debe tener un resultado por debajo de 20 mg/g, considerándose los valores de 30 mg/g en adelante como marcador de Enfermedad Renal.
Los valores de creatinina en suero mayores a 1.2 en mujeres o mayores a 1.4 en los hombres son signo temprano de que los riñones no están funcionando bien. Asimismo, cuando la tasa de filtración glomerular (TFG) es menor a 90, se considera el inicio del estadío 1 de la Enfermedad Renal.
Enfermedad renal Crónica
 

Texto exlciativo del subtitulo...con un link a un articulo mas completo sobre esto 

Enfermedad Vascular Periférica y prevención de amputaciones en personas con diabetes:

El esquema de tratamiento farmacológico de la Enfermedad Vascular Periférica (EVP) en las personas con diabetes pasa por la administración de medicamentos para controlar la glucosa, para reducir el colesterol, para la presión alta o Hipertensión, medicamentos anticoagulantes o diluyentes de la sangre para prevenir la aparición de coágulos y otros para paliar los síntomas, entre ellos el dolor.

Entre los síntomas y signos de alarma más comunes se encuentran la disminución del flujo sanguíneo, el dolor, adormecimiento y calambre en las extremidades, el cambio de coloración (a pálido, rojizo, morado) y de temperatura en la piel (caliente/frío) al compararse con la otra extremidad, la disminución del crecimiento en los vellos y uñas de los miembros y dedos afectados, y la aparición de úlceras y heridas de difícil cicatrización.

Se puede llegar al diagnóstico de la EVP a través de la realización de un examen de índice tobillo-brazo, la realización de exámenes de radiología, la realización de una biopsia u ordenamiento de una angiografía.

En pacientes con hemodiálisis pueden presentarse diversas complicaciones de la fístula arterio-venosa, entre ellas la estenosis y la obstrucción de los vasos sanguíneos. Cuando se produce isquemia, disminución prolongada del flujo sanguíneo, ésta puede comprometer miembros inferiores o superiores de acuerdo con el lugar donde se produce, ocasionar necrosis y daño de los tejidos a falta de oxígeno, conduciendo en el peor de los casos a la amputación.

El tratamiento de la Enfermedad Vascular Periférica y de las complicaciones por fístula arerio-venosa, debe ir orientado y ser acompañado siempre por un cirujano vascular, quien decidirá sobre la cirugía o intervención más apropiada para lograr el salvamento de las extremidades; la remisión al mismo cuando las circunstancias lo ameritan de darse de manera temprana, con carácter urgente.

Finalmente, para el cuidado de las fístulas arterio-venosas, se recomienda a los pacientes en diálisis el lavado diario con agua y jabón de la pierna o brazo intervenido, retirar las tiritas o apósitos al día siguiente de la hemodiálisis, palpar en casa el flujo de la fístula para corroborar su estado y que funcione bien, evitar los golpes o trauma mecánico donde se encuentre la fístula, asimismo el esfuerzo o cargar objetos pesados; no realizarse la toma de presión arterial ni la extracción de sangre de ese lado, ni recargar el cuerpo al dormirse sobre el mismo, y no conducir vehículos.

Las personas con Diabetes y Enfermedad Renal deberán tener en cuenta también todos los cuidados que aplican para el pie diabético.

En conclusión:

Si usted es un paciente con Diabetes y Enfermedad Renal en diálisis, deberá llevar una dieta estricta acorde con los requerimientos que su nutricionista y médicos tratantes le indiquen, evitar el sobrepeso y la obesidad, mantener bajos sus niveles de azúcar y grasas en la sangre, controlar la presión arterial, recibir medicamentos para la Diabetes, la Hipertensión, la Enfermedad Renal y la Enfermedad Vascular Periférica si la hubiera, aplicar los cuidados recomendados para las fístulas y el pie diabético, y solicitar tempranamente la valoración de un cirujano vascular cuando su fístula, miembros superiores o inferiores se compliquen. Seguir paso a paso todas estas indicaciones podría evitarle llegar a una amputación.

No venoscrerosis

Hombre 90 cm, 80 cm cintura mujer

No mencionar adormecimiento y calambres sistemas de Enfermedad vascular periférica

Pin It